Armar el Currículum y la carta de presentación

¿Cómo se prepara un currículum vitae?

Es necesario tener en cuenta que la primera impresión que tendrá el empleador de vos es el currículum vitae; a través de él te conocerán. Luego de leerlo decidirá si llamarte para una entrevista laboral o no. En una entrevista el empleador puede pedirte aclaraciones o hacerle preguntas, sin embargo, si tu currículum vitae no le resulta claro, no te convocará para un puesto vacante.

En él deben volcarse los saberes y experiencias laborales más representativos de tu perfil e historia laboral. Es importante identificar las habilidades, conocimientos y tareas desarrollados en espacios laborales, de formación y en otros ámbitos de desarrollo. No te olvides de incluir las pasantías, actividades comunitarias, y trabajos ad honorem.

Debe ser concreto, claro y preciso en la descripción. Seleccioná los elementos más representativos de tu perfil laboral, aquellos que estén más vinculados con el puesto al que te postulás, reflejando tu historia laboral. Si pensás postularte a distintos puestos te servirá redactar más de un Currículum vitae. La ventaja es la posibilidad de remarcar los puntos fuertes de tu experiencia, adaptándolo según el perfil requerido. En las Oficinas de Empleo encontrarás asistencia personalizada para confeccionar tu currículum vitae. También podes participar de talleres grupales que abordan este tema.

Recomendaciones para elaborar un Currículum vitae

Colocá todas tus experiencias laborales, no omitas ninguna salvo que consideres que no son compatibles con el puesto al cual te postulás. Incluí todos tus saberes, habilidades o conocimientos adquiridos en tu vida laboral, no olvides aquellos aprendizajes del ámbito familiar (el uso de una máquina, algunas tareas de un oficio), aunque no hayan sido adquiridas en instituciones formales son valiosos. En Internet encontrarás páginas que te ayudarán a describir las funciones y/o tareas de los diferentes puestos de trabajo. De allí podrás tomar varias ideas o formas de describir tu experiencia laboral (si buscas la definición de un puesto encontrarás todas las tareas vinculadas a él). Conviene armar un modelo "base" al que puedas incorporar o quitar datos, según el puesto que busques. Que otras personas lo lean antes de entregarlo te servirá para reconocer las impresiones que provoca y si resulta claro.

  • Confeccioná tu Currículum vitae en computadora. Si no contás con una computadora, en las Oficinas de Empleo te brindarán ayuda.
  • Tené en cuenta que existen modelos de Currículum vitae que pueden orientarte.
  • La información debe ser detallada, breve y fácil de comprender.
  • El formato debe ser fácil de leer, organizado y prolijo.
  • Utilizá un tipo y tamaño de letra que resulte fácil de leer.
  • Podés acompañarlo con una carta de presentación (ver carta de presentación).
  • Utilizá frases cortas, no escribas palabras difíciles o de uso muy específico de una empresa, no uses abreviaturas o siglas.
  • Utilizá letra en negrita o cursiva para los datos que necesites resaltar (fechas, empresas, puestos de trabajo).
  • Revisá los textos con atención para evitar faltas de ortografía.

Sobre el contenido

Foto a elección: se puede incluir o no. Si la incluís, se recomienda que sea del tipo carné (4x4) formal y reciente.

Datos personales: nombre y apellido, dirección, localidad, código postal, teléfono, email. No es imprescindible incluir fecha de nacimiento, DNI, estado civil, hijos. Esta información se puede brindar en la entrevista. Incluíla si es solicitada expresamente, por ejemplo en un aviso.

Formación: enumerá los estudios terminados: primarios, secundarios, terciarios, universitarios. Aclará años de egreso, título obtenido y establecimiento donde realizaste los estudios. Los menos relevantes pueden omitirse, por ejemplo, si estás cursando en la facultad no es indispensable que menciones los estudios primarios. Si sos graduado reciente o estudiante avanzado y tenés un buen promedio, agregálo. Detallá todos los cursos, talleres, pasantías o seminarios relacionados con el puesto, incluyendo año, establecimiento y lugar.

Experiencia laboral: existen diferentes formas de organizar la información de acuerdo al tipo de Currículum vitae. Aquí encontrarás dos modelos, sus principales características y recomendaciones sobre su uso. Lee atentamente el apartado “Tipos de Currículum vitae” para definir qué modelo es el más conveniente de acuerdo a tu historia laboral.

Información adicional: es necesario detallar: si utilizás maquinarias o herramientas específicas de algún oficio, especialidad profesional o rama de actividad. Idiomas, aclarando el establecimiento y años en los que cursó los estudios y nivel alcanzado (intermedio, básico, etc.). Informática, detalle los sistemas, herramientas y utilitarios que manejás. Indica si tenés licencias especiales (autos, armas, libreta sanitaria, etc.), publicaciones, etcétera.

Objetivo: este dato no es obligatorio pero se puede agregar para ordenar la lectura del Currículum vitae priorizando intereses, experiencias o saberes. En este punto podés mencionar, entre otras cosas, las ganas de aprender y desarrollarte en una rama de actividad, las posibilidades de viajar o de horarios, tu voluntad de progresar en un área determinada, la contribución que podés aportarle a la empresa, alguna característica que creas relevante mencionar o que el empleador expresamente esté buscando.

Remuneración: no es imprescindible consignarla. Si sabés cuál es la remuneración que pretendés, aclaralo. Este dato puede ahorrarte una entrevista.

Referencias: si es posible, incluí nombres y teléfonos de personas que puedan dar buenas referencias. Si son personas vinculadas con trabajos anteriores aclaralo. Si ésto no fuera posible, incluí personas con las que haya desarrollado alguna tarea comunitaria, social, docentes, etcétera.

Tipos de Currículum vitae

Si pensás postularte a distintos puestos le servirá redactar más de un Currículum vitae. La ventaja es la posibilidad de remarcar los puntos fuertes de tu experiencia, adaptándolo según el perfil requerido.

Existen dos formas de ordenar la información laboral de un Currículum:

  • Por fechas: Currículum vitae Cronológico
  • Por funciones: Currículum vitae Funcional

El currículum cronológico

Muestra la historia de tus experiencias laborales desde el trabajo más reciente hasta el más antiguo. Se aconseja este modelo en los casos donde la experiencia laboral ha sido continua, es decir sin grandes períodos sin trabajo. Tratá de no omitir experiencias laborales, salvo que consideres que no son compatibles con el puesto o que son irrelevantes.

Detallá claramente:

  • Experiencia laboral desde la más actual hasta la más antigua.
  • Nombre de la empresa o del lugar donde trabajaste.
  • Puesto que desempeñaste y descripción de las tareas más importantes y específicas que realizabas (las que describen mejor tus responsabilidades).
  • Período en el que trabajaste.
  • Disponibilidad horaria y de desplazamiento.
  • Si tenés estudios en curso podes agregar cantidad de materias aprobadas.

Y en la sección “Información adicional”, incluí: actividades voluntarias que estén relacionadas con los estudios, tu experiencia laboral o el empleo al que te postulás. Participación en premios o concursos. Si formas parte de asociaciones culturales, deportivas, civiles o de otro tipo.

En las Oficinas de Empleo encontrarás asistencia personalizada para confeccionar tu currículum vitae. También podés participar de talleres grupales que abordan este tema.

DESCARGAS

El currículum funcional

Esta forma permite detallar los puestos de trabajo o las funciones más relevantes de la historia laboral, independientemente de los lugares y las fechas en los que se trabajó. Este modelo es muy útil para aquellas personas que tuvieron mucha rotación laboral o varios períodos sin ocupación.

Detallar:

  • Los puestos de trabajo o funciones más importantes.
  • Los lugares donde te desempeñaste.

Recomendaciones:

  • Los nombres de los lugares donde trabajaste pueden ir antes o después de los puestos de trabajo. Definí la forma más conveniente para vos. Organizá la información laboral por relevancia y no por fecha.
  • Si trabajaste en grandes empresas, destacalas ubicándolas antes que las funciones. De esta forma llamarás la atención sobre las empresas, aunque hayas tenido mucha rotación o hayas estado mucho tiempo sin empleo.
  • Agrupá los puestos que consideres más relevantes o importantes, o aquellos en los que te sientas más seguro, o que sean los más buscados.
  • Incluí actividades voluntarias, comunitarias, ad honorem, aunque no sean empleos registrados (Ej.: secretario de la cooperadora de un colegio, administrativa en ONG, maestranza en comedor comunitario, maestra de apoyo escolar en organización barrial).
  • Tomá en cuenta también los conocimientos adquiridos en actividades no remuneradas o informales (ej: -en el caso del secretario- la capacidad para el trabajo en equipo, la negociación, planificación, gestión del tiempo, tareas contables, etc.).
DESCARGAS

Antes de enviar el Currículum vitae

Es conveniente tomarse un tiempo para revisar el Currículum vitae antes de entregarlo. Muchas veces esto nos evitará algunos errores. Estas preguntas te ayudarán. El Currículum vitae:

  • ¿Cumple con el objetivo de representar mi perfil e historia laboral?
  • ¿Es adecuado a quien lo leerá?
  • ¿Olvidé algún detalle?
  • ¿Hay repeticiones innecesarias?
  • ¿Hay partes ambiguas o confusas?
  • ¿Es claro y agradable de leer?
  • ¿Hay contradicciones? Fechas, tareas, lugares, etcétera.
  • ¿Están debidamente justificadas mis pretensiones? ¿Y mi actual postulación?
  • ¿Podría eliminar algo, hay algo que sobre? ¿Algo muy repetitivo?
  • ¿Está bien distribuido en el papel? ¿La letra es fácil de leer por su tipo y tamaño?
  • ¿La di a leer a alguna persona de mi confianza? ¿Le resultó claro? ¿Tuve que hacerle aclaraciones para que comprenda?
  • ¿Sabría qué me están diciendo, si fuera yo quien lo recibiera?
  • ¿He controlado la ortografía y la puntuación?
  • ¿Usé el papel y letra adecuados?
  • ¿Estoy satisfecho/a con este currículum?

Recomendaciones para los que tienen largos períodos de tiempo sin empleo registrado o no tienen experiencia laboral

  • Aunque no hayas tenido empleos registrados, incluí las actividades voluntarias, comunitarias, ad honorem, realizadas en emprendimientos familiares. Por ejemplo: secretaria de la cooperadora de un colegio, administrativa en ONG barrial, maestranza en comedor comunitario, maestra de apoyo escolar en organización barrial).
  • Incluí los conocimientos adquiridos en actividades no remuneradas e instancias no formales de aprendizaje. Por ejemplo: secretaria de cooperadora: desarrolla la capacidad para el trabajo en equipo, la negociación, planificación, gestión del tiempo, tareas contables.
  • Recordá llevar siempre con vos copias de tu Currículum vitae.

Los empleadores buscan personal de distintas maneras:

Avisos Clasificados en diarios: las grandes y medianas empresas los publican indicando los requisitos buscados.
Vía internet: las grandes empresas, muchos supermercados o industrias, cuentan con formularios on-line en los que cargar tus datos.
Consultoras y Agencias de Personal: algunos empleadores recurren a ellas para que realicen la búsqueda y selección de su personal.
Carteles: algunos colocan afiches donde dan a conocer los puestos vacantes y sus requisitos. Para trabajo doméstico o cuidado de personas también se usa.
Conocidos: muchos empleadores buscan personal a través de sus empleados. Para trabajo doméstico y cuidado de personas es el método más usado.
Presentación espontánea: podés presentar tu Currículum vitae en empresas, fábricas o comercios aunque ellos no estén buscando personal, para que te tengan en cuenta ante una vacante.
Oficinas de Empleo: podés acercarte y dejar tus datos, no es necesario que traigas el Currículum vitae. En una entrevista te haremos preguntas sobre tu historia laboral y serás incluido en las bases de datos.

¿Cómo se redacta una carta de presentación?

Es la carta que acompaña y complementa al Currículum vitae. Tiene como objetivo la presentación para un puesto determinado. Podés destacar en ella algo de lo que dice tu Currículum vitae y dirigirte más directamente al empleador. Puede mencionar algún antecedente laboral específico, una empresa donde trabajaste, una habilidad o conocimiento, algo que se quiere destacar del perfil laboral o de tus objetivos laborales. También te permite responder directamente a algo que el empleador está pidiendo a través de su aviso o cartel. Es decir, guía la lectura del Currículum vitae. Debe decir lo necesario, de una manera simple y clara. La carta de presentación puede destacarte de otros postulantes ya que es más personal que el Currículum vitae. Una carta también puede ser el medio para publicitar un servicio o producto.

  • Confeccioná tu carta en computadora. Si no contás con una computadora, en las Oficinas de Empleo te brindarán ayuda.
  • Tené en cuenta que existen modelos de cartas que pueden orientarte.
  • Debe ser formal y sencilla, de poca extensión y fácil de comprender.
  • El formato y el tipo de letra debe ser fácil de leer, organizado y prolijo.
  • Utilizá frases cortas, no es necesario que repitas todo tu Currículum, recordá que sirve para resaltar algo.
  • Podés usar subrayado, letra en negrita o cursiva para los datos que necesites resaltar.
  • Recordá ser concreto. Separá la información en párrafos.
  • Revisá los textos con atención, para evitar faltas de ortografía.

Cuerpo de la carta

  • Saludo inicial y presentación.
  • Hacer referencias sobre la vacante que está disponible, es decir, si estás respondiendo un aviso, si espontáneamente te presentás en la empresa, si te dirigís por un área específica, etc. Mencioná concretamente cuál es el puesto o el área que te interesa. Esto representa que sabés a qué lugar te dirigís y porqué lo hacés.
  • Una breve descripción de sus aptitudes para el puesto. Relacioná tu capacidad y conocimientos con el puesto a cubrir. Otra alternativa es mencionar alguna experiencia laboral que se vincule con el puesto o con la empresa. O destacar características de personalidad o interés para desempeñar ese puesto o ingresar a esa empresa. Si ninguna de estas opciones te sirven, no es obligatorio escribir algo y podés optar por no hacerlo.
  • Pedir una entrevista o solicitar ser tenido en cuenta para esa búsqueda u otra que pudiera surgir.
  • Saludo final.
  • Tu firma.

Antes de enviar la carta

Es conveniente tomarse un tiempo para revisarla. Las preguntas que siguen ayudarán a la revisión:

  • ¿Cumple con su objetivo? ¿Destaca tu perfil laboral?
  • ¿Responde a lo que están buscando para ocupar la vacante?
  • ¿Olvidé algún detalle?
  • ¿Hay repeticiones innecesarias? ¿Se puede simplificar?
  • ¿Hay partes ambiguas o confusas?
  • ¿Es clara su lectura?
  • ¿Hay contradicciones con mi Currículum vitae?
  • ¿Está debidamente justificada mi postulación?
  • ¿Podría eliminar algo, hay algo que sobre?
  • ¿Está bien distribuido en el papel?
  • ¿La di a leer a alguna persona de mi confianza?
  • ¿Sabría qué me están diciendo si fuera yo quien la recibiera?
  • ¿He controlado la ortografía y la puntuación?
  • ¿Usé el papel y letra adecuados?
  • ¿Estoy satisfecho/a con esta carta?
DESCARGAS

Consejos para la entrevista de trabajo

La entrevista es para el empleador una forma de encontrar un trabajador cuya experiencia y conocimientos se adecue al puesto de trabajo que necesita cubrir. Para eso evaluará cada perfil de las personas entrevistadas a través de preguntas relacionadas a su historia laboral. Querrá saber sobre tu formación, experiencia, expectativas laborales y además tendrá en cuenta características personales que también hacen al perfil buscado. Vos también podrás evaluar si el empleo te conviene o interesa. Durante la entrevista te surgirán inquietudes o preguntas que podrás hacerle al empleador para saber si los requerimientos del puesto son acordes a tu perfil laboral.

Si bien la entrevista implica una evaluación, recordá que es un diálogo y no un interrogatorio.

En las Oficinas de Empleo te brindamos orientación y asistencia personal para tu búsqueda de empleo. También encontrarás talleres grupales específicos.

[»] Más Consejos para la entrevista de trabajo

#

Conformidad de Nivel doble-A de las Pautas de Contenido de Accesibilidad Web de la W3C WAI  XHTML 1.0 Transitional Válido ¡CSS Válido! examinator.ws - Accesibilidad web